Muchos de los PERROS que se REGALARÁN esta NAVIDAD serán ABANDONADOS antes de un año

Es una imagen que se repite cada año, un precioso cachorro de perro o de gato dentro de una caja de regalo bajo el árbol de Navidad.

Es tiempo de regalar, claro, y que mejor regalo que un pequeño cachorro suave y cariñoso. Además esta época del año coincide justo con la llegada de las primeras crías de la camada del invierno.

 

 

Sin embargo muchos de esos pequeños serán abandonados dentro del primer año de vida. Aproximadamente el 27% de los perros y gatos regalados estas navidades serán recogidos en las asociaciones protectoras de animales antes de que cumplan el año de vida.

Las motivaciones son varias, pero principalmente hay una que llama especialmente la atención y que recoge por cierto el mayor porcentaje para los cachorros, el 15% concretamente, según un estudio de la Fundación Affinity del 2016. Es el comportamiento del animal.

EL COMPORTAMIENTO

Parece increíble como las personas buscan excusas para justificar sus acciones desleales. La llegada de un nuevo miembro en la familia exige responsabilidad pero no cierto del cachorro, sino de la persona que lo adopta.

Nos tomamos demasiado a la ligera las responsabilidades que se requieren el acoger en nuestras casas un pequeño animal de compañía. 137.000 perros y gatos fueron abandonados y recogidos en el 2015 por Asociaciones Protectoras de Animales, según el mismo estudio. Pero, ¿porqué sucede ésto?

 

 

Es obvio que a pesar de las campañas de sensibilización y el ligero descenso de abandonos desde el 2008, no es suficiente la educación social al respeto. La dificultad que tienen muchas personas en la comprensión de determinados conceptos tan elementales como el reconocimiento de la dignidad y el respeto de los derechos de los animales es evidente y dramática.

No puede ser aceptado este retraso educativo en una sociedad avanzada como la nuestra. Es cierto que el deber de educar concierne a toda la sociedad, incluye no sólo la familia sino las instituciones públicas y de comunicación.

Pero lo que más asombra es la falta de sensibilidad que a veces tenemos las personas a nivel individual.

Independientemente de la educación que podamos haber tenido, no es exclusa la posibilidad de poder desarrollar un cierto criterio personal y en concreto una sensibilidad hacia los otros seres con los cuales compartimos este planeta y que en muchos casos hasta forman parte de nuestra vida familiar.

HAY SOLUCIÓN

Una solución resalta sobre todas las demás: reflexionar con racionalidad antes de acoger un cachorro en tu familia. Parece obvio y poco “sensible”. Sin embargo es lo mejor y lo primero que hay que hacer antes de adoptar un animal de compañía.

Considerar de manera racional y práctica las necesidades tuyas y también las del animalito que pretendes acoger. Piensa y visualiza el modo con el cual vas a gestir y sistemar a tu nuevo compañero en tu vida o en la vida de la persona con la cual el cachorro va a vivir.

Las motivaciones para adoptar una mascota pueden ser muchas y muy validas, basta que se hagan con un sentido de responsabilidad y respeto hacia el animalito que acoges. No es un juguete aunque puedas jugar con él. No es un objeto, es un ser vivo, el cual merece ser tratado con dignidad y respeto.

Medita con detenimiento sobre las motivacines “reales” por las cuales quieres una mascota y valora tus caprichos, porqué no?, pero de manera responsable.

Prevee el tiempo y las necesidades nutricionales, cuidados higiénicos y de salud, necesidades de espacio y también afectivas que el pequeño compañero requerirá, no sólo en breve, sino en el los años a venir.

Una vez analizado de manera real y efectiva la transformación que hará esta nueva llegada en tu vida familiar. Podrás valorar la posibilidad real de poder llevar a cabo esta adopción de manera responsable y coherente.

La confianza que produce reconocer en las personas una nobleza del ánimo es lo que impulsa a los animales hacia una fidelidad única y excepcional.

 

NO ABANDONO

La lealtad de los perros, en particular, hacia sus compañeros de vida es extraordinaria y ejemplar. Ellos nunca te abandonarían.

La lealtad es una condición que honora al hombre. No les decepciones.