Featured News

LA EDUCACIÓN EMOCIONAL

LA EDUCACIÓN EMOCIONAL

3ª/10 PARTE “EL MIEDO AL RECHAZO”

  1. EL MIEDO AL RECHAZO
  2. EL DAÑO PSICOLÓGICO
  3. LA EDUCACIÓN EMOCIONAL
  4. PORQUÉ DAMOS TANTA IMPORTANCIA A NUESTRA IMAGEN
  5. COMPRENDER LOS MECANISMOS DEL PENSAMIENTO
  6. EL PASO HACIA LA INDEPENDENCIA EMOCIONAL
  7. CUANDO NOS RECHAZAN PERSONAS QUE NO NOS CONOCEN
  8. ES HORA DE COMENZAR A VIVIR PLENAMENTE
  9. CÓMO HACER DESAPARECER EL MIEDO
  10. MUESTRA TU VALOR ÚNICO

Pero ¿Porqué sucede ésto?

Principalmente porque no tenemos una buena educación emocional.

No es culpa nuestra, es que no nos han enseñado a enfrentarnos a las situaciones de la vida de forma racional, o peor, nos han enseñado a temer situaciones que en realidad no suponen peligro alguno.

El nuestro, es un sistema educativo equivocado, por muchas razones, que ahora no vamos a profundizar, pero en definitiva es uno de los motivos fundamentales por el cual tantas personas sufren inútilmente.

triste llorar sufrir rechazo solo soledad LA EDUCACIÓN EMOCIONAL

El conocimiento siempre a sido instrumento de poder. El riesgo que ha supuesto y supone hoy día, que la gente pueda pensar con su propio criterio, tiene que ser contenido de algún modo.

La uniformidad en las creencias, en el modo de pensar y de obrar garantizaba en una sociedad, un mayor control sobre cualquier forma de subordinación.

La comparación entre las personas, por ejemplo, era y es todavía hoy, un instrumento eficacísimo para implantar este temor absurdo al rechazo.

Nos han enseñado que el hecho de ser considerado diferente y discordante con la opinión o la expectativa que los demás tienen de nosotros, es algo malo que hay que evitar.

Desde pequeños, nos han comparado siempre con los demás; en familia, con nuestros hermanos; en el colegio con los compañeros de clase; incluso entre nuestros mismos grupos de amigos.

rechazado discriminado discriminar rechazo marginar  LA EDUCACIÓN EMOCIONAL

Siempre somos comparados, y de consecuencia, somos aceptados o descartados en algún modo.

Está tan inculcada ésta idea, que incluso ya adultos, seguimos permitiendo que nos comparen de continuo. Nos comparan en el trabajo, en nuestro entorno familiar y también social, pero además también nosotros lo hacemos.

Todo en nuestra vida es una comparación continua y extenuante con los demás, tenemos que ser iguales al estándar general o específico. De lo contrario, pensamos que seguramente cualquier cosa de malo nos ocurrirá.

De consecuencia a esta educación emocional inadecuada, somos propensos nosotros mismos a guardar y adquirir una memoria tenaz sobre las situaciones que nos han ocasionado daño, para en el futuro evitarlas.

Nos hacemos “dóciles” a las exigencias de los demás o nos aislamos.

La creencia que es mejor evitar ciertas situaciones, que enfrentarnos y buscar una solución más acorde a la realidad, es adquirida cuando el miedo es psicológico y no existe un peligro real.

hombre triste solo preocupado  LA EDUCACIÓN EMOCIONAL

Por eso el temor al rechazo es “condicionado negativamente” antes de presentarse el supuesto daño.

Evitamos repetir acciones o situaciones que puede exponernos a un gesto ajeno de desprecio o un simple comentario de desacuerdo.

Pero ésto no es conveniente para nosotros, porque limita nuestra libertad de elegir y tomar nuestras propias decisiones y preferencias, disminuye nuestra autoestima y bloquea nuestro desarrollo personal, emotivo y social.

¿TE HA PARECIDO INTERESANTE ESTE TEMA? TÚ, ¿QUÉ PIENSAS? SI QUIERES COMPARTIR TU OPINIÓN Y TU EXPERIENCIA DÉJANOS UN COMENTARIO!


LA EDUCACIÓN EMOCIONAL