discussion

INCOMPRENSIONES DE PAREJA EN NAVIDAD

No es todo tan bonito como se quiere hacer parecer. Detrás de las luces coloradas y los polvorones a veces se esconde una tensión acumulada difícil de llevar por todo el tiempo que dura el período de vacaciones de las Navidades, y en ocasiones, irremediablemente estalla en fuegos artificiales.
Junto con el verano, la época de Navidad es un tiempo de mayor rupturas entre parejas, según algunas estadísticas. Efectivamente es un tiempo de mayor desgaste entre la pareja, lo peor es que a veces estos conflictos entre la pareja se alargan en el tiempo, ocasionando enfrentamientos posteriores que pueden terminar en ruptura, pero no debería ser así.

DEMASIADAS OCUPACIONES IMPUESTAS

Sin duda en Navidad, se juntan más tareas y compromisos de las cuales ocuparse. Es precisamente este hecho por el cual inician tantas discusiones entre la pareja. A las obligaciones profesionales y de familia habituales, se debe añadir una cantidad mucho mayor de compromisos sociales y familiares.
El añadir más cosas de que ocuparse en una agenda ya llena habitualmente, requiere mucha organización y preparación que obviamente no se hace por las muchas distraciones que comporta estas fiestas navideñas.
Adornar la casa, organizar las cenas y comidas familiares, comprar regalos para todos y vestidos para las fiestas y reuniones sociales. Si además en casa tenemos niños, aún la cosa se complica, es una fiesta especialmente importante para ellos y por eso participan activamente en cada momento de la Navidad, pero esto requiere mayor atención hacia ellos que a veces no tenemos.

xmas family

Debería ser todo muy bonito, las vacaciones en teoría nos ofrecen más tiempo libre, pero frecuentemente todas estas incumbencias nos desbordan.
Entonces es cuando la relación de pareja se limita a conversaciones referentes a las tantas ocupaciones que se deben afrontar en estos días. ¿Has hecho ésto? Tenemos que comprar esto otro. ¿Quién se ocupa de los niños? He quedado. Vamos a cenar en casa de mi madre. Yo no puedo. ¿Porqué no lo haces tú? Yo tengo que ir… exigencias impuestas y obligaciones que cumplir. Nada peor para iniciar a ahogar una relación de pareja.
Obviamente el comunicar todo el día en un tono de solicitud contínua, negociando bruscamente y con prisas, presionando continuamente para que las cosas se hagan de la manera que se quiere y en un tiempo determinado no ayuda, produce solamente irritación y distanciamiento entre la pareja.
Si a esto se le junta los roces que generan los encuentros obligados con “toda la familia”, estamos perdidos!
Los reencuentros con personas no deseadas, que te son antipáticas o que simplemente no te va de ver en tus momentos libres de tus vacaciones, no es una buena idea para generar felicidad. Aunque sea contrario al “espíritu navideño”, es así, cubrirlo con una capa más gruesa de panetón o con una copa más de cava no evitará este hecho.

restaurant

Las tensiones que se producen en los reencuentros familiares no deseados producen a veces resentimientos ocultos en la pareja, en otras ocasiones, pueden degenerarse directamente discusiones por motivos supérfluos, pero muy encendidas emotivamente, que generan una intensa frustación interior.
La pareja se siente incomprendida individualmente, el desinterés aparece como una niebla que hiela el ambiente y poco a poco la pareja habla menos o en mal tono y se distancia más el uno del otro.
Podría ser peor, si la pareja se tiene que limitar en los gastos navideños. Esto aumentaría la tensión y la frustación. Quién dice que el dinero no da la felicidad, al menos aleja las preocupaciones que ya es bastante.

NO OS PREOCUPEIS, HAY REMEDIO

Y muy sencillo, pero, para ello será necesario una voluntad determinada en salvar vuestra relación de pareja y no caer de nuevo en la indiferencia y la incomprensión.
Como para todo en la vida, para buscar una solución eficaz es muy útil y a menudo se hace necesario tener conciencia del problema. En este caso el motivo por el cual la pareja se ha distanciado.
Existen muchos motivos por los cuales una pareja puede romperse, pero ahora nos centraremos en los que aparecen con mayor frecuencia en época de Navidad y por los cuales muchas parejas entran en crisis.
Los motivos los hemos ya identificado, principalmente es la cantidad de preocupaciones y ocupaciones que se acumulan en estos días que generan tensiones e incomprensiones.

fireworks

LA COMPRENSIÓN

Ponerse de acuerdo en estas fechas es muy difícil, y también es comprensible. Y precisamente de esta comprensión debe nacer nuestro interés por esa persona que es nuestra pareja.
Intentar acercarnos a su visión y comprender el valor que tienen para tu pareja estas fiestas es una ventaja a la hora de conceder y aceptar ciertos compromisos.
Generalmente la mujer suele dar más valor a los innumerables detalles que conlleva celebrar la Navidad en familia. Pero ambos soportan por igual la presión que origina el tener que aceptar con buena cara todas las obligaciones e incomodidades que requiere participar activamente en la Navidad.

alliances

LLEGAR A COMPROMISOS PRÁCTICOS Y CLAROS

Organizar de antemano las incombencias, evitará prisas y disgustos de última hora. Para eso es necesario contratar entre vosotros y repartir anticipadamente las cosas de hacer, llegando a compromisos reales. De esta manera se tendrá prácticamente todo hecho en el momento que sirve y sólo se tendrá que atender los inconvenientes que surjan inesperadamente. Aunque no parezca, es ya mucho.

CONCEDER, NO CEDER

handshakes

Si sabes que a tu pareja le importa mucho un aspecto particular de la Navidad, por ejemplo decorar la casa aunque lo consideres excesivo o cenar en Noche Buena con su familia, si para tí no es tan importante o puedes de algún modo prescindir de ello, puedes conceder este momento de placer a tu pareja, pero en un modo que se entienda que es una concesión voluntaria que debe ser reconocida como tal y no considerada como una sumisión al querer del otro.
Pero además y ésto es muy importante, debe ser hecha con buena gana, es decir concedida porque deseas darle un placer a tu pareja y no porque está impuesta por las circunstancias.
Ésto cambia las cosas por completo, ceder a las pretensiones del otro no acerca a la pareja, conceder reconociendo en eso un gesto de comprensión aumenta la complicidad, una herramienta eficacísima para que una relación de pareja funcione.

LIMITAR LOS COMPROMISOS FAMILIARES Y SOCIALES

¿Porqué no? Es verdad que a todos nos gusta recibir regalos y felicitaciones en Navidad, pero si ello crea más complicaciones y esfuerzo que satisfación, ¿no deberíamos cuestionarnos el tiempo y la dedicación que eso representa?
Además como dice el profesor de psicología experimental de la Universidad de Oxford, Robert Dunbar, la capacidad del ser humano para mantener amistades es limitada por la cantidad de tiempo y el esfuerzo mental que requiera esa amistad.
Según su estudio, una persona puede llegar a tener aproximadamente 150 personas significativas durante toda su vida. De las cuales 3 a 5 serán amigos íntimos que se preocupan activamente por el bienestar del otro y más de 100 son sólo conocidos.

group

Por lo tanto limitar el tiempo y la dedicación de los compromisos familiares y sociales en Navidad parece una buena idea, podría ser otra manera de ahorrarnos presiones innecesarias en estos tan esperados días de vacaciones y evitaría situaciones comprometidas.
Sin embargo, reducir el número de los compromisos al mínimo parece egoísta y desinteresado pero si en ello está la felicidad con tu pareja, sería una consideración a tener en cuenta.
Además que esta limitación no sería por un desprecio o indiferencia hacia las otras personas, sino consecuencia de nuestra limitada capacidad de gestión.
Aunque parece una escusa y puede que lo sea, es también comprensible y humano, no somos capaces de gestir todo o al menos de gestirlo bien. Por lo tanto en ocasiones más vale reconocer nuestra incapacidad y limitarnos al poco pero de calidad en lo referente a nuestras relaciones.

DISFRUTAR DE VOSOTROS MISMOS

Mantiene tus compromisos familiares y sociales al mínimo si no puedes de otra manera, pero no sacrifiques la felicidad con tu pareja. Encuentra momentos donde disfrutar de vuestra intimidad solos también en Navidad. Rompe la rutina de todos los años y propón cosas inesperadas y nuevas a tu pareja.
Pero si quieres fortalecer o recuperar la relación con tu pareja de una manera infalible, pasa más tiempo en intimidad con tu pareja lejos del entorno habitual.
Para ello te propongo un escapada, un viaje aunque sea corto en estas navidades o para después. Haz a tu pareja un regalo de experiencia donde reencontraros de nuevo en una situación más excitante y novedosa. Sin duda ésto despertará la complicidad y el cariño entre vosotros.

couple

Pero después contínua a favorecer momentos íntimos entre vosotros, cualquier situación, cotidiana o más preparada a posta es buena para intercambiaros gestos de cariño y complicidad.
Tu pareja es sin duda el mejor compañero de viaje en tu vida, dedícale no sólo tiempo sino tiempo de calidad, todo el necesario para que pueda tener un vínculo sólido donde basar vuestra relación. Cuídalo desde el principio cuando te enamoras, la complicidad será una buena aliada para mantener encendido vuestro cariño por todo el tiempo que dure vuestro viaje.