Misión InSight _El futuro mirando a Marte

Después de más de siete años de espera desde la última expedición en el 2012, Marte recibirá de nuevo un visitante terrestre en su superficie marciana.

Ya ha comenzado la cuenta atrás, para este lunes se espera la llegada de InSight al planeta rojo. Una misión que la NASA ha proyectado para estudiar no sólo la superficie del planeta Marte sino también el interior del mismo.

Este extraordinario viaje comenzó el pasado 5 de mayo, después de 480 millones de km recorridos y 205 días de viaje a través del sistema solar se espera que la misión InSight de la NASA efectúe su aterrizaje en la superficie de Marte este lunes 26 de noviembre, concretamente en una zona llamada Elysium Planitia.

La nave aterrizará fijándose a la superficie del planeta Marte con tres dispositivos a modo de patas. Su misión principal es la de estudiar más exaustivamente el interior profundo del planeta Marte para así identificar mejor el origen de formación de este planeta y de consecuencia el origen del Sistema Solar.

Como afirma Bruce Banerdt, investigador principal de la misión InSight: “Las firmas de los procesos de formación del planeta se pueden encontrar solo mediante la detección y el estudio de pruebas ocultas muy por debajo de la superficie. Es tarea de InSight estudiar el interior profundo de Marte, tomando los signos vitales del planeta: su pulso, temperatura y reflejos“.

Instrumentos de medición de InSight

Para la medición de los signos vitales de Marte, la misión InSight utilizará 3 instrumentos principales:

  • El SEIS, un sismómetro de 6 sensores que registrará las ondas sísmicas que circulan en el interior del planeta. El estudio de estas ondas sísmicas proporcionarán a los científicos datos valiosos para identificar el origen de las mismas. Al momento se creen que pueden ser ocasionados por colisiones externas en la superficie pero se espera que estas investigaciones lo confirmen.
  • El HP3, un dispositivo de penetración a sonda, que permite recoger datos sobre el flujo de calor al interno del planeta. Este valioso sondeo permitirá determinar si la Tierra y Marte están hechos de la misma materia o no.
  • El RISE, mediante el sistema de las radios del módulo de la nave evaluará las oscilaciones del eje de rotación del planeta, proporcionando información relevante sobre la estructura del núcleo del planeta.

Para la realización de su trabajo el módulo de la nave se apoyará fijándose a la superficie del planeta mediante 3 patas, en una zona de superficie plana ya estabilizada donde permanecerá fijo hasta el completamiento de su misión.

Elegir un buen lugar de aterrizaje en Marte es muy parecido a elegir un buen hogar: se trata de ubicación, ubicación y ubicación“, comentó Tom Hoffman, gerente de proyectos de InSight en JPL. “Y por primera vez, la evaluación de un lugar de aterrizaje en Marte tuvo que considerar qué había debajo de la superficie de Marte. Necesitábamos no solo un lugar seguro para aterrizar, sino también un espacio de trabajo que sea penetrable para nuestra sonda de flujo de calor de 5 metros de largo“.

Otra dificutad que han tenido que afrontar los científicos de la NASA es la de elegir un lugar apropiado para hacer aterrizar la misión InSight. Determinar una zona lo suficientemente iluminada para poder alimentar las células solares del dispositivo modular. Y además el lugar tenía que ser cálido lo suficiente para soportar los límites de temperatura durante todo un año marciano, aproximadamente 26 meses terrestres.

A todo esto se tiene que añadir la elección de una zona segura de superficie plana y estable que garantice el buen fin de la misión. Un desafío díficil pero no imposible para la NASA.

Por este motivo han elegido un lugar cálido de superficie plana situada en la banda alrededor del ecuador del planeta, donde seguramente el panel solar obtendrá suficiente luz solar durante todo el año.

El sitio debe tener una elevación lo suficientemente baja como para tener suficiente atmósfera por encima de él para un aterrizaje seguro, ya que la nave se basará primero en la fricción atmosférica con su escudo térmico y luego en un paracaídas que se adentra en la tenue atmósfera de Marte durante una gran parte de su desaceleración“, continuó Hoffman.

Y después de que la rampa se haya caído y los cohetes de frenado se hayan activado para el descenso final, es necesario que haya una extensión plana para aterrizar, no muy ondulada y relativamente libre de rocas que puedan inclinar el módulo de aterrizaje de Marte de tres patas“.

Después de considerar otros lugares de la superficie de Marte, el equipo de investigación determinó que sólo tres zonas cumplían con estos requisitos. Isidis Planitia, Valles Marineris y Elysium Planitia.

Posteriores estudios climáticos de las zonas en cuestión descartaron dos de ellas por ser de superficie rocosa y clima ventoso y se determinó finalmente la más adapta para la misión, Elysium Planitia.

Desde la Tierra todos estamos a la expectativa de esta grande misión. Esperando el aterrizaje del módulo de InSight el próximo lunes 26 de noviembre. La cuenta atrás a comenzado. Desde la Tierra deseamos que esta misión aporte grandes avances en la investigación espacial y ponga bases sólidas para las futuras expediciones interplanetarias.

Una desacelaración vertiginosa en tan sólo 7 minutos

InSight se aproximará a la superficie de Marte atraversando su atmósfera a una velocidad de 19.800 km/h para después reducirla drásticamente a tan sólo 8 km/h, antes de que su módulo toque finalmente la superficie marciana.

Esta desaceleración extrema ocurrirá en poco menos de siete minutos y someterá al módulo InSight a una temperatura aproximada de 1.300 grados Celsius. Un aterrizaje a decir poco, extraordinario.

Una vez anclado en la superficie de Marte, los paneles solares se desplegarán lentamente en pocas horas. Pero antes de comenzar la recogida de datos a través de los dispositivos SEIS, HP3 y RISE se evaluará el terreno circundante por aproximadamente unos 3 meses. Después de los cuales comenzará la investigación científica propia y dicha.

Mientras espero esas primeras imágenes de la superficie, estoy aún más ansioso por ver los primeros conjuntos de datos que revelan lo que está sucediendo muy por debajo de nuestras plataformas de aterrizaje. La belleza de esta misión sucederá debajo de la superficie. Elysium Planitia es perfecto.” Banerdt, investigador principal de la misión InSight.

Déjanos tu opinión