Featured News

LAS HABAS Y PITÁGORAS: MITOS Y LEYENDAS

LAS HABAS Y PITÁGORAS: MITOS Y LEYENDAS

5ª/8 PARTE “LA LISTA NEGRA DE LAS PLANTAS PROHIBIDAS”

  1. LA LISTA NEGRA DE LAS PLANTAS “PROHIBIDAS” EN LA ANTIGÜEDAD
  2. LA ZANAHORIA: LA MALDICIÓN DEL COLOR PÚRPURA
  3. LAS PATATAS: EL ALIMENTO DE LOS DIOSES
  4. LAS HABAS: UNA PLANTA AMBIVALENTE
  5. LAS HABAS Y PITÁGORAS: MITOS Y LEYENDAS
  6. LAS HABAS EN LA RELIGIÓN ANTIGUA Y LA MITOLOGÍA
  7. LAS HABAS Y OTROS RITUALES ROMANOS
  8. LAS HABAS Y SU ORIGEN IMPURO

Como sabemos durante siglos las leyendas entorno al pensamiento filosófico y la concepción que tenía Pitágoras del mundo que le rodeaba han sido reforzadas, impulsadas seguramente por su misma escuela amante y propensa a los símbolos místicos y costumbres esotéricas.

LAS HABAS Y PITÁGORAS: MITOS Y LEYENDAS

Evidentemente también la dificultad de una información directa ha contribuido aún más a alimentar estas leyendas y mitos.

pitágoras busto piedra LAS HABAS Y PITÁGORAS: MITOS Y LEYENDAS

Los datos verificables son escasos y no existen biografías directas o de contemporáneos. Los escritos referentes a su vida fueron transmitidos oralmente y recogidos después de más de 150 y 200 años después de su muerte por lo que existen grandes divergencias y discrepancias entre ellas.

Como no podía ser de otra manera, también las infaustas habas han entrado a formar parte importante en los mitos que existen en torno a Pitágoras.

De hecho se decía que Pitágoras no las comía y siendo como decían vegetariano, esta afirmación a sido transportada durante mucho tiempo como una razón válida para dar peso a las supersticiones entorno a esta humilde legumbre.

habas verdes proteína vegetal  LAS HABAS Y PITÁGORAS: MITOS Y LEYENDAS

Pero como en casi todas las leyendas de Pitágoras, también hay dudas sobre la interpretación de su poema, en el cual “recomendaba de abstenerse de comer habas”.

Según Aristóxenos en base a las experiencias de su amigo pitagórico Xenófilo, no era cierto que los pitagóricos no comían habas, sino que esa creencia se derivó de una confusión en la interpretación de la palabra “haba”, que en realidad se refería a “testículo”, por su semejanza en la forma y porque entonces era común llamarlo en ese modo. Según interpretó Diógenes Laercio, Aristóteles decía que Pitágoras las repulsaba por su parecido con estos órganos.

semillas crecer sembar siembra LAS HABAS Y PITÁGORAS: MITOS Y LEYENDAS

Por lo que en el poema podría haber recomendado simplemente “abstenerse de las relaciones sexuales” y no de comer habas. Ya que mantenerse libres del estado de impuridad que provocaba las relaciones sexuales también era un punto de su enseñanza donde Pitágoras y sus seguidores incidían habitualmente.

Por lo que también es factible que lo expresara propio con esa palabra (habas), pero con la misma intención de recomendar continencia en las relaciones sexuales.

Es divulgado que conocía otras culturas en las cuales las habas eran consideradas vigorizantes y de algún modo afrodisíacas. Por lo tanto estaba ya “verificado” que activaban el deseo sexual.

Claro está que ignoraban su alto contenido nutricional, que obviamente era el motivo por el cual las habas vigorizan todo el cuerpo en general incluido naturalmente el aspecto sexual.

habas verdes vegetal verdura proteína LAS HABAS Y PITÁGORAS: MITOS Y LEYENDAS

Plutarco, también decía que los pitagóricos no comían habas, ni guisantes, ni garbanzos, porque eran plantas de la muerte y de los infiernos. Pero también justificaba su contraindicación a nivel de salud, indicado los problemas de digestión que causaban las habas y la inclinación que provocaba a nivel sexual.

Por lo que también él recomendaban de abstenerse de consumirlas para “mantener el cuerpo y la mente puros”. Se cree que de estas afirmaciones sobre la creencia del origen impuro de las habas pasara a Grecia y de allí Pitágoras también la adquiriera.

Una de las leyendas sobre las habas y Pitágoras es la que narra Porfirio en uno de sus escritos: estando Pitágoras en Tarento, vio un buey comer habas de un campo. Entonces pidió al pastor que no dejara al animal hacer eso. Este contestó riendo que no conocía su lenguaje, entonces Pitágoras se acercó y susurró al animal al oído sus preceptos y el animal dejó de comer habas.

Referente a las habas existen muchas otras historias que cuentan hechos y dichos sobre la opinión que tenía Pitágoras referente a esta legumbre. Uno de los más significativos es lo ocurrido entorno a los momentos cercanos a su muerte, cuya fecha hoy día no está determinada con certeza. Algunos estudiosos la concretizan en 532 a. C. otros sin embargo en 475 a. C.

Si bien, se coincide mayormente que fue entorno al 508 a. C. después de que su escuela fue violentamente atacada por venganza de un tal Cilón, un noble rico y poderoso, rechazado por Pitágoras por su tendencia a la violencia y a la tiranía. Por lo que Pitágoras (se estima ya anciano de más de 90), tuvo que escapar a Metaponto, ciudad donde murió con 94 años aproximadamente.

Como decimos, curiosamente también las habas están presentes en este momento crucial de su vida, se dice que durante su repentina fuga se negó a atravesar un campo de cultivo de habas y que ésto provocó su muerte poco después, (unas narraciones cuentan que por las heridas propinadas de sus perseguidores y otros por la agotamiento y la tribulación que le causó el ataque y su posterior huida).

Otras versiones de la historia dicen que se dejó morir de hambre decaído por una fuerte astenia causada posiblemente por el normal curso de su avanzada edad.

¿TE HA PARECIDO INTERESANTE ESTE TEMA? COMPARTE TU OPINIÓN Y DÉJANOS UN COMENTARIO!


LAS HABAS Y PITÁGORAS: MITOS Y LEYENDAS LAS HABAS Y PITÁGORAS: MITOS Y LEYENDAS