Este año nos hace visita el “COMETA DE NAVIDAD” – EL MÁS BRILLANTE

CUANDO ESTÉ MÁS CERCA DEL SOL, LO VEREMOS COMO UNA NEBULOSA DOS VECES MÁS GRANDE QUE LA LUNA

En muchas ciudades ya se ven las calles iluminadas por las luces navideñas y los grandes centros comerciales se han vestido de fiesta. El cielo este año ha pensado también en regalarnos un poco de poesía y fantasía de Navidad, regalándonos un espectáculo luminoso y altamente sugestivo con el paso de un cometa justo en época de Navidad.

El visitante celestial es un cometa, se trata del 46P/Wirtanen, que aparece cada 5,4 años en nuestros cielos y tiene el nombre del astrónomo americano Carl Alvar Wirtanen, que la descubrió en 1948.

El núcleo del cometa tiene un diámetro superior a 1 km y cuando pasará lo más cercano al Sol, desarrollará su característica cola de iones. Pero no podrá ser observada a simple vista por la prospectiva que tenemos desde la Tierra.

Nos tendremos que acontentar con ver una especie de nebulosa grande el doble de la luna. Nada mal como regalo de Navidad. Porque no en todas las ocasiones que ha pasado cerca de la Tierra, en torno a 12 veces, se ha podido ver.

Al momento se encuentra aproximadamente a 23 millones de km de la Tierra en la costelación de Fornace, un grupo de estrellas en el horizonte sur de la costelación.

UN COMETA DE “NAVIDAD”

Se espera su llegada hacia mitad de diciembre, justo para las fiestas de Navidad. Concretamente el próximo 12 diciembre pasará a una mínima distancia del sol y el 16 estará en el punto más cercano de la Tierra, a 11,5 millones de km aproximadamente. Pero ya a principio de diciembre se podrán ver sus primeras imágenes con telescopios adecuados.

LA ESTRELLA DE NAVIDAD – Una tradicción en nuestro Belén

Los astrónomos dicen que sobre Belén no brilló una estrella ni un cometa sino una conjución de planetas.

Fue Giotto que impresionado del paso del cometa Halley lo puso encima del pesebre de Belén por primera vez, en un fresco de la Capilla de los Scrovegni en Padova.

La tradición a veces se impone con fuerza y así encima del pesebre siempre hay un cometa o una estrella en vez de un grupo de planetas.

Pero fuera de estas cosideraciones poéticas el cometa Wirtanen tiene todas las credenciales para pasar a la historia como uno de los cometas más espectaculares de los últimos tiempos.

WIRTANEN - EL MÁS BRILLANTE PERÓ DIFÍCIL DE VER

El 46P/Wirtanen es un cometa periódico, es decir su paso se efectúa con una frecuencia, en este caso de 5,4 años. Su llegada es prevista aproximadamente a mediados de diciembre.

Pertenece a la familia de cometas Júpiter. Su órbita lleva al cometa justo fuera de la órbita de la Tierra, dentro del camino de Júpiter alrededor del Sol.

Desde que el astrónomo Carl Alvar Wirtanen lo descubrió en 1948, Wirtanen ha pasado cerca de la Tierra unas 12 veces.

Sin embargo a pesar que es uno de los más luminosos conocidos, su luz se reflejará relativamente tenue ya que se extiende sobre una gran atmósfera cometaria. Su luz es fluorescente a la luz solar y con una reminiscencia verdosa en algunos puntos de la coma de su atmósfera.

Por el momento es el más luminoso y brillante, pero no suficiente para poder verlo facilmente a simple vista.

De todas maneras, es posible que pueda ser observado cuando se aproxime al máximo a la Tierra y al Sol. Aproximadamente a 30 veces la distancia de la luna. En ese momento se espera que sea más brillante y que pueda ser visto al menos en algunos lugares con cielo muy oscuro.

OTROS COMETAS CERCA DE LA TIERRA

En la historia el registro de un cometa que ha pasado más cerca de la Tierra es el de L1/Lexell, en 1770, parece que llegó a pasar a menos de 6 veces la distancia entre la Tierra y la Luna en junio de ese año.

Otro cometa se acercó a nosotros recientemente fue el 21P/Giacobini-Zinner que pasó el 9 y 10 de septiembre del 2018, el cual causó una ligera lluvia de meteoros.

¿SE PODRÁ VER SU FAMOSA COLA?

Todos queríamos verla pero, debido a la orientación de la Tierra y su difícil prespectiva cuando el cometa se acerque, es difícil que su famosa cola de iones se vea claramente.

La cola, o coma será de color verdoso fluorescente debido a la composición de su atmósfera. Estará obviamente detrás del cometa y su dimensión será aún más grande que la del planeta Júpiter.

A vista se estima que aparezca incluso más grande que el diámetro de la Luna, a lo mejor dos veces más.

Pero eso se determinará con la astrofotografía, dado que la zona a valorar incluye el área externa de la coma y obviamente ésta será cada vez más débil de luminosidad a medida que se aleja del núcleo del cometa.

Así que ya a principios de diciembre, los entusiastas y fans de ver al cometa 46P/Wirtanen ya pueden instalar sus telescopios y disfrutar de sus imágenes.

Es posible que se vean junto a él, en movimiento lento, una o más masas cerca del campo del cometa. Estos objetos aparecerán muy lentos, y se verán como asteroides. Sin embargo no son rocas espaciales, sino satélites de control.

Esto sucederá porque el Wirtanen hará su entrada en un área espacial donde se encuentran en anillo orbital unos 450 satélites geoestacionarios activos.

Es decir, un cinturón de satélites meteorológicos, televisivos y de comunicación que órbitan nuestro planeta aproximadamente a 35,786 km sobre el ecuador de la Tierra.

A medida que estos satélites orbitan a la velocidad que gira la Tierra en sí misma, los satélites parecen inmóviles, fijos en una posición concreta. Pero no es así. Además dado que están en una posición alta, son mayormente iluminados del Sol y por eso es posible que se vean mejor.