city

EL FUTURO – CIUDADES INTELIGENTES

Las ciudades inteligentes antes eran un visión futurista, hoy día son una realidad más cercana. Se prevee que dos tercios de la población mundial vivirá en ciudades inteligentes en el año 2050.

Uno de los grandes desafíos para las futuras ciudades inteligentes es modernizar las comunidades ya existentes con tecnología de inteligencia artificial. Además de la de construir estas ciudades inteligentes con una estructura llamada greenfield.

garden city

Un enfoque adecuado hará que la ciudad inteligente sea una comunidad participativa, autosuficiente, conectada, dinámica, limpia y sostenible.

Para hacer posible esto es necesario la cooperación y la inversión tanto de entidades públicas como privadas. Esto generará y está generando sin duda decisiones políticas y económicas importantes en relación a la utilización de los recursos de energía, al transporte, a la industria y a los servicios públicos.

Como también generará muchas dudas sobre la seguridad y la garantía de la privacidad, y por supuesto, sobre la conservación del entorno natural y la reducción de los efectos negativos sobre el medioambiente.

LA TECNOLOGÍA DE LAS CIUDADES INTELIGENTES MEJORARÁ LA VIDA URBANA

Dubai

Esta es la conclusión a la cual han llegado los expertos en la materia. Las Naciones Unidas en su informe también destaca el gran valor y beneficio que aportarán estas ciudades inteligentes. Tecnologías innovadoras que aplicadas a los servicios públicos mejorarán la eficiencia y la calidad de vida de los ciudadanos.

Se espera por tanto que estas ciudades reduzcan el coste de la vida en general, ayuden a bajar los índices de las emisiones de gases perjudiciales para la atmósfera aplacando así el efecto invernadero. Como la reutilización del calor urbano como energía renovable.

El transporte será mayormente eficiente y eficaz, utilizando vehículos de conducción autónoma tanto personales como para la red pública de transportes interno y cercanías. Para ello será necesaria una red de circuitos específica y que garantice mejoras en tiempo y servicios.

Todo ello dará mayor dinamismo a la ciudad favoreciendo el comercio y el turismo.

Se supone que aumentarán también los espacios verdes para el ocio y el recreo. Que mejorará la calidad de vida en general.

Según un estudio estadístico de mercado de CTA, para el año 2020 se invertirá un total de más de $ 34 mil millones para crear ciudades inteligentes en todo el mundo. Una realidad que ya ha comenzado en algunas ciudades del mundo como Dubai o las Vegas entre otras.

Las ciudades inteligentes serán en el futuro uno de los lugares más emocionantes donde vivir.

La ciudad inteligente se convertirá en un ecosistema lleno de innovación tecnológica. Sus espacios tanto de trabajo, como de hogar o sus lugares de ocio estarán condicionados por sistemas avanzados de control que garantizarán su eficiencia y su sostenibilidad.

El futuro prevee una ciudad inteligente donde miles de personas vivan, estudien, trabajen y se diviertan en un entorno lleno de novedades tecnológicas.

CREAR SOLUCIONES PARA LAS NUEVAS CIUDADES INTELIGENTES

cityscape

Crear soluciones para los desafíos que representa crear ciudades inteligentes es fundamental. La gestión inteligente de los datos, la generación de nuevas fuentes energéticas, la fabricación de nuevos vehículos inteligentes autónomos, sistemas de seguridad, sistemas inalámbricos de conectividad 5G, etc. Son los ámbitos donde las investigaciones se están enfocando y donde mayor esfuerzo están haciendo para solventar estas necesidades y crear soluciones inteligentes.

Una de las dificultades será dar respuesta a la constante afluencia de turismo y su posterior crecimiento de la populación definitiva que se prevee tendrán este tipo di ciudades. Y de consecuencia la disponibilidad de acceder a viviendas de tecnología inteligente a costes asequibles. Por lo que se presupone materiales y métodos de construcción que reduzcan los costes de las viviendas.

Evidentemente para dejar desarrollar una ciudad inteligente, las casas y los edificios deberán ser también inteligentes. Los hogares inteligentes futuros ofrecerán innumerables beneficios y mejoras en la calidad de vida de las personas.

Sistemas de vigilancia que renderán nuestro hogar más seguro. Electrodomésticos que se ocuparán de tareas que requieren muhco tiempo o esfuerzo, terminales para el ocio y el entretenimiento, etc. Todos ellos mejoras que harán de nuestra casa un lugar confortable y seguro donde vivir.

LA INDUSTRIA – UN DESAFÍO TECNOLÓGICO

city new

Crear una ciudad inteligente requiere una planificación  de las infraestructuras a gran escala.

La necesidad de aportar productos de tecnología innovativa es evidente. Por lo que las industrias de producción están invirtiendo grandes recursos para el desarrollo de productos útiles que puedan servir a la realización técnica de estas ciudades inteligentes.

Uno de los puntos importantes es la comunicación. Ésta debe garantizar una eficacia extraordinaria, imprescindible para la conexión y intercambio de información necesario para gestir los diferentes ámbitos de una ciudad inteligente.

La seguridad y privacidad de datos personales y sensibles es una de las mayores preocupaciones para los ciudadanos. Una ciudad inteligente está coordinada por tecnologías como la de Google, que recogen y analizan datos de todo tipo, necesarios para poder gestir y optiminar su servicio.

Como por ejemplo para la coordinación del tráfico urbano en una ciudad inteligente, se requieren cámaras de vigilancia, sensores, sistemas de iluminación, plataformas de aparcamiento, etc. Todos ellos productos industriales especiales de alta tecnología punta, necesarios para la gestión optimal del mismo.

Del mismo modo las áreas de tránsito peatonales requieren de sistemas símiles, además de los de seguridad y higiene. Como las zonas residenciales, en las cuales la vivienda inteligente aportarán grandes demandas de objetos cotidianos nuevos de todo tipo para el hogar. Productos que sin duda mejorarán nuestra calidad de vida.

DISPOSITIVOS INTELIGENTES

skyscrapers

Muchos son los beneficios y las aplicaciones que pueden ofrecer las tecnología avanzadas actuales. Por ejemplo en lo que se refiere a dispositivos inteligentes los sensores IoT pueden ofrecer una mejor gestión más eficiente del reciclaje de la basura en las grandes ciudades.

Mediantes sensores se puede controlar el nivel del contenido de las papeleras y contenedores o detectar vertidos ilegales.

Del mismo modo los sensores en el sector de jardinería avisarían de la necesidad de riego o abono de jardines y parques públicos y privados. Así como la necesidad del utilizo de la iluminación artificial por falta de luz natural en calles y lugares públicos o privados.

Detectando la presencia de personas se puede evaluar la necesidad de utilizar mayoritariamente la luz artificial en lugares determinados, como centros comerciales, oficinas, instalaciones deportivas o culturales, etc.

Los sensores además son fundamentales para la seguridad ciudadana. Detectan fugas de diferente índole, incendios, miden el flujo y reducen el consumo en caso de desperdicio, etc.

En definitiva estos innovativos dispositivos contribuirán a aumentar la eficiencia y la eficacia energética de la ciudad.

Recogiendo y transmitiendo datos sobre la energía, el consumo, el mantenimiento, etc. Se puede predecir y reducir residuos, gastos innecesrios y acciones que contribuyen a una mejor reutilización de la energía.