japan osaka

DESARROLLO INTELIGENTE TAMBIÉN EN PEQUEÑAS CIUDADES

No solo las grandes metrópolis como Amsterdam, Londres o Barcelona; o las ciudades de rápida urbanización y crecimiento como las asiáticas son sólo adaptas para la incorporación a la nueva tecnología emergente.
También las pequeñas localidades pueden beneficiarse y mucho de los beneficios y mejoras que pueden aportar estas tecnologías.
Pero también conlleva otros inconvenientes, por ejemplo la limitación de recursos, velocidad de la incorporación de la innovación, obstáculos legales y competencia comercial o turística con otras ciudades más grandes.
Por otro lado las pequeñas ciudades deben saber aprovechar sus ventajas, como menor presión pública, mayor interés de los proveedores, lo que aporta una mayor libertad de decisión.
Para una ciudad pequeña de recursos limitados es importante identificar donde invertir la mejoría innovativa.

tokyo

Es conveniente no desperdiciar recursos económicos en una simple sustitución de un dispositivo ya existente que no aportará un adecuada y sensible mejoría en la vida urbana.
Por ejemplo la sustitución de los parquímetros no ayudará mucho a mejorar la ciudad, sin embargo la regularización de los semáforos, sí puede mejorar los tiempos y la calidad de conducción.
La automatización del riesgo o de la iluminación en los jardines públicos, calles o estructuras puede ayudar a ahorrar energía y recursos en una ciudad pequeña. Como también la automatización en la recogida de basura y reciclaje de la misma.

DESARROLLO DE LAS CIUDADES INTELIGENTES EN ASIA

streets

Muchas iniciativas para crear ciudades inteligentes han comenzado ya en el sudeste asiático. Concretamente 26 Smart Cities se han unido inicialmente para formar parte de la Asociación de Asia Sudoriental, una plataforma de colaboración ciudadana.
Su objetivo es desarrollar en 100 pequeñas ciudades del territorio un sistema sostenible e inteligente que mejore las vidas de sus ciudadanos a través de la incorporación de tecnología avanzada y la conectabilidad inalámbrica 5G.
Thailandia busca formas de acelerar su economía apoyándose en la innovación tecnológica. La incorporación de inteligencia artificial IA en sus servicios ciudadanos ayudará a optimizar la productividad y la eficiencia.
Por ejemplo el tráfico es una de las dificultades importantes de muchas ciudades asiáticas. El Banco Asiático para el Desarrollo estima entre un 2% al 5% del PIB el gasto que provoca la congestión del tráfico. Un tiempo y un costo que aumenta cada año.

Es el caso de Bangkok, la capital de Thailandia está planeando soluciones para mejorar la infraestructura de sus carreteras y así solventar los problemas de tráfico. Fomentar el transporte público, asequible y sostenible es uno de sus objetivos para mejorar la calidad de vida de la ciudad.
La incorporación de sistemas avanzados de gestión del tráfico mejoraría sin duda la situación económica del país.

Hangzhou

Esta solución ya ha sido demostrada en el proyecto “City Brain” en la ciudad de Hangzhou, en China. Donde un sistema IA recoge datos sobre el tráfico, los analiza y los utiliza para gestionar de manera optimatizada más de 100 intersecciones.

Hangzhou

Este sistema IA tiene también otras aplicaciones, basadas en el reconocimiento facial y el estudio comportacional. Permite proporcionar servicios y productos personalizados a sus clientes, por ejemplo en bancos y cajeros automáticos. Evidentemente tienen grandes ventajas de seguridad y rapidez gestional.

phuket

Otra ciudad es Phuket en Thailandia, interesante por su valor turístico ha sida incluída en el proyecto Thai Smart City.

Mandalay

En Myanmar, la ciudad de Mandalay está siguiendo un plan de desarrollo urbano iniciado con la mejora en el sistema de suministro de agua, el tratamiento de las aguas residuales y la gestión de reciclaje de basuras.

En Danang, Vietnam. Su desarrollo se centra en la incorporación de IA en bases de datos e 5G en infraestructuras y centros funcionales, como escuelas y universidades. Además quiere mejorar el tráfico y proteger el medio ambiente.

ÁFRICA TAMBIÉN AL PASO CON LA TECNOLOGÍA

Aunque todavía algunos países africanos aún están en proceso de urbanización básica, rápidamente están acelerando su desarrollo para ponerse a la par con el resto del mundo.

Ahora es el segundo continente con mayor aceleración después de Asia y se cree que para el 2020 podrá alcanzar un desarrollo tecnológico similar.

Este retardo en la aplicación de tecnología avanzada en el ámbito urbano que tienen los países africanos puede tener una cierta ventaja que sería conveniente aprovecharla.

Las nuevas ciudades emergentes o barrios periféricos de las grandes ciudades africanas pueden ser diseñadas desde la base con soluciones ya comprobadas en otras naciones.

Por ejemplo en la planificación inicial de las infraestrucuturas de estas ciudades inteligentes se pueden incorporar la tecnología IA y sus correspondientes aplicaciones automatizadas evitando los gastos y tiempo que requiere la eliminación de las antiguas infraestructuras ya existentes.

Otra ventaja que tiene África es su alto porcentaje de población joven, ésta por sus capacidades innovativas puede adoptar mejor y más rápidamente la tecnología moderna.

Este importante impulso que está teniendo África proporciona una buena prespectiva de futuro para los políticos de estas naciones. De hecho ya en la Cumbre de África Transform en mayo del 2017, el gobierno de Ruanda presentó un Plan para la creación de ciudades inteligentes. Una base desde la cual lanzó el proceso de desarrollo tecnológico al resto de África.
El documento se divide en 10 fases para crear la ciudad inteligente. Recogida de datos, consideración de los recursos energéticos y económicos, identificación y solución de dificultades, incorporación de tecnología avanzada IA en diferentes ámbitos e infraestructuras, desarrollo de proyectos piloto y evaluación de la eficiencia de los mismos, resolución de problemas y optimización de los mismos.
También en el mismo congreso se insistió a los países africanos a conseguir fondos de inversión y diferentes fuentes de financiamiento, como a través de asociaciones públicas y privadas, bonos inteligentes y participación por acciones.
Los esfuerzos que están haciendo los países africanos están produciendo resultados muy positivos. Ruanda como hemos dicho ha sido la pionera y actualmente está modernizando su capital Kigali incorporando sistemas informáticos en diferentes estructuras públicas.
También en Nigeria están incorporando tecnología avanzada y adaptándola a las infraestructuras. Etiopía ha iniciado un proyecto de estacionamiento inteligente y Ghana junto IBM trata de reformar su economía social implementando tecnología moderna.

kwame

La tecnología puede ayudar una rápida urbanización moderna en países africanos y mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos. Para esto es imprescindible un compromiso político y social.
Es necesario promover estas ciudades inteligentes, poniendo en primer lugar las necesidades de los ciudadanos. Garantizar un acceso asequible y de calidad a los diferentes servicios públicos es fundamental y crucial.